¿Conoces que las diferencias entre Logotipo, Isotipo e Imagotipo?

Cuando creamos una nueva marca, ya sea personal o empresarial, solemos solicitar la creación de un logotipo. Sin embargo, lo que realmente queremos crear es la imagen visual de nuestra marca para darle luz de forma gráfica, de modo que nuestros clientes nos reconozcan por nuestro nombre, colores, tipografías, imágenes, etc.

Actualmente el concepto de logotipo no lo usamos de forma correcta, en la mayoría de casos, cuando debemos realizar nuestra imagen visual corporativa lo llamamos logotipo, pero esto no es del todo correcto, existen cuatro tipos diferentes a los que podemos recurrir para su creación:

Logotipo

El nombre más común que solemos usar cuando nos referimos a la imagen visual de nuestra marca, pero ¿realmente lo usamos de forma correcta?

El logotipo está constituido solo por letras, nada más, al texto no lo acompaña ningún tipo de icono ni imagen, como son los casos de SONY, Kodak, Canon o Zara.

Logotipo Sony Nerea Orgambides
Imagotipo Audi Nerea Orgambides

Imagotipo

El imagotipo está constituido por un icono y letras al mismo tiempo.

Se diferencian claramente y pueden funcionar por separado, como son los conocidos Carrefour, Vodafone o Audi.

Por ejemplo en el caso de audi si ves escrito Audi tu mente automáticamente sabe a que marca corresponde (faltaría más ^^) al igual que si solo ves los 4 círculos que forman la parte de imagen de su imagotipo.

Imagotipo Audi Nerea Orgambides

Isotipo

Este elemento consigue por si solo representar a la marca sin necesidad de texto, en este caso solo usaremos un icono.

¿Qué marca se te vendría primero a la cabeza si te enseño una manzana mordida? Seguro que no has tardado más de dos segundos en pensar en Apple, ¿verdad? Pues ese es el gran poder que tiene este elemento: representar a la marca sin necesidad de texto, utilizando únicamente un icono.

Otro ejemplo de ello es Nike, sólo con ver su isotipo sabes que unas deportivas son suyas o unos calcetines por ejemplo, ¿sabrías reconocerlo?

Isotipo Apple Nerea Orgambides
Isologotipo BMW Nerea Orgambides

Isologotipo

 

En este caso, el texto y el icono se encuentran fundidos en un solo elemento, por separado pierden parte de su significado, por lo que siempre aparecerán juntos.

Son ejemplos de ello, BMW, Intel o Starbucks.

Isologotipo BMW Nerea Orgambides

Debemos tener en cuenta qué es lo que buscamos representar y qué imagen queremos dar hacia el cliente sobre nuestra marca. No es lo mismo la imagen visual y corporativa para un estudio de tatuajes que está empezando que para un bufete de abogados que tiene una experiencia de 25 años. Además, aunque la marca no cambie, sí podemos realizar modificaciones en el “logotipo” de la misma si en algún momento decidimos modernizarlo, actualizarlo con respecto a los intereses de la empresa o cambiar la sensación que nuestra imagen corporativa causa en nuestros clientes y usuarios.

Nuestra marca se encuentra en continuo crecimiento y debe crecer junto a nuestro negocio, nuestros servicios, nuestros productos y sobre todo junto a nosotros. ¿Te has preguntado alguna vez si tu «logotipo» crece junto a tu negocio? ¿Se adapta a ti y te representa?

¡JUEGA CON TU MARCA!